Novedades junio 2018

20.06.2018

El día que Baldomero robó el Sol, de Nono Granero; Las tortugas nunca duermen, de Esther Pardo y Miguel Díez Lasangre; y ¡Eres un León!, de Taeeun Yoo.

 

Baldomero es un diablo muy, pero que muy, malvado. Un día consigue hacer realidad una de sus mayores fechorías y salta por los tejados de lo feliz que se siente. Y es que robar el Sol… no es poca cosa. El mundo se oscurece, los animales se esconden, las plantas se mueren y los alimentos comienzan a escasear. Los vecinos del Pueblo Olvidado se vuelven hoscos y huraños, enfadados y divididos por la falta de alimentos. Pero hay una niña, María, que no está enfadada ni contrariada; acostumbrada desde pequeña a la escasez, canturrea feliz mientras busca algo con lo que preparar la comida para sus trece hermanos y su perro Quince. Y ahí es cuando entra en juego… ¡El Huevo!  El día que Baldomero robó el Sol es un cuento lleno de magia, que crece y crece, ¡clas clas clas clas clas!, al ritmo de las palabras y los pinceles del gran Nono Granero.

 

Las tortugas nunca duermen, de Esther Pardo y Miguel Díez Lasangre, es una historia llena de aventuras y buen humor. Felicia y Tina son una señora y una tortuga que, además de un cierto parecido, tienen muchas cosas en común. Durante el día se hacen compañía, en realidad son inseparables, pero lo que más les gusta del mundo es que se haga de noche, porque entonces ocurre algo extraño, increíble, mágico, ¡maravilloso! ¿Quién dijo dormir, cuando es hora de salir a la aventura? Felicia y Tina son las mejores amigas que ha habido nunca sobre la tierra y bajo el agua.

 

 

Junto a estos fantásticos cuentos de aventuras, ¡Eres un León! invita a los niños a respirar hondo y adentrarse en el mundo del yoga. Imaginemos que somos un león, una mariposa, un perro, un gato o, por qué no, también una montaña. Pensemos en poder transformarnos en todo esto y más. Es lo que conseguiremos en este paseo fascinante por siete posturas de yoga sencillas para comenzar el día con muy buen pie. Disponible en castellano y catalán.

 

¡Feliz verano y felices lecturas!